SanDisk Extreme 510 Portable SSD

4.5

SanDisk Extreme 510 Portable SSD

Review

Un SSD portable nos ofrece una mayor rapidez en operaciones de transferencia de datos. Una interesante opción en este ámbito la representa el SanDisk Extreme 510. El producto es ideal para manejar archivos muy pesados y, por eso, el fabricante lo comercializa mostrando una especial atención por los fotógrafos y videógrafos.

El dispositivo apenas tiene diferencias con el Extreme 500. La más significativa, en cuanto a prestaciones, procede de la capacidad de almacenamiento, ya que el Extreme 510 aporta una única alternativa de 480 GB de espacio.

El modelo integra una terminal USB 3.0, válida para USB 2.0. Su velocidad de lectura secuencial alcanza los 430 MB/s, mientras que la escritura secuencial registra un valor de 400 MB/s. Estas cifras son muy similares a las suministradas por la versión del mismo tamaño del Extreme 500.

Su diseño adopta un formato de rombo, con la superficie rugosa y en color negro. Es idéntico a su predecesor, salvo por su borde protector de goma en rojo. Por lo demás, igualmente contiene en su parte inferior el nombre de la unidad y la capacidad. Además, en uno de sus vértices presenta un hueco destinado a facilitar su sujeción, por ejemplo, anudándole un cordón. En el extremo opuesto sitúa el puerto USB.

Vista del SanDisk Extreme 510

El producto se puede llevar de un sitio a otro en el bolsillo del pantalón, gracias a su gran compacidad y un reducido peso que no llega a los 80 gramos. Asimismo, entrega una estabilidad frente a golpes de 800 G, lo que traducido a una referencia más inteligible, supone una resistencia a caídas de un máximo de 1,8 metros. También proporciona estanqueidad al polvo y al agua. Sobre esto último, señalar que no aguanta sumergido durante media hora, como el casi inabordable Silicon Power Armor A80, pero sí un poco de lluvia y salpicaduras.

Este SSD dispone de un controlador Marvell y de una memoria NAND. Trae instalada la aplicación SanDisk SecureAccess, mediante la que podemos crear una carpeta protegida por contraseña. El cifrado de la misma es de 128 bits, ampliables hasta 1.024 bits, con la adquisición de la correspondiente licencia. Esta versión de pago, además, brinda soporte para la realización de copias de seguridad, entre otras funcionalidades.

En el paquete, la unidad sólo viene acompañada por un cable USB e incluye una garantía de 2 años, inferior al trienio cubierto por el Extreme 500.

Características

  • Dimensiones: 7,6 x 7,6 x 1,1 cm.
  • Peso: 78,9 g.
  • Tipo: externo (portable).
  • Tecnología: unidad de estado sólido (SSD).
  • Capacidad: 480 GB.
  • Lectura secuencial: 430 MB/s.
  • Escritura secuencial: 400 MB/s.
  • Lectura aleatoria: no hay datos del fabricante.
  • Escritura aleatoria: no hay datos del fabricante.
  • Interfaz: USB 3.0.
  • Color: negro.
  • Factor de forma: 2,5″.

Compatibilidades

Funciona correctamente con Windows, Mac y Linux, y es válido como almacenamiento extra en Xbox, PS3 y PS4. Llega preformateado de fábrica en exFAT.

Opinión final

4,5 estrellas

El modelo analizado presenta un coste superior al de un disco duro tradicional (HDD), a cambio de más rapidez. Su principal contra está en su falta de variedad en tamaños de almacenamiento de datos. Asimismo, su cable USB tiene poca longitud, si bien esto no es algo excepcional, sino una constante en los dispositivos portables, de la que se quejan algunos usuarios.

Como puntos a favor figura su buen funcionamiento y una velocidad de transferencia muy superior a la de cualquier disco duro. Igualmente, marca las diferencias con respecto a los HDD portátiles, en cuanto a consumo, peso y dimensiones.